Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Sabado 29 de Abril, 2017

Publicidad

Panesi

Si hay algo que se graba en la memoria son los sabores y olores de la infancia, sobre todo aquellos que salen de la cocina de la abuela. La nostalgia por ellos fue lo que llevó a Renato Simonelli a montar Panesi, en Bogotá, una panadería y pastelería suiza, donde se puede desayunar, almorzar y tomar onces. “No era solo por mí. También oí muchas veces a otros extranjeros –suizos, austriacos y alemanes– hablar de cuánto extrañaban los gipfel y los brezel”, dice Simonelli.

Los gipfel a los que se refiere este suizo son parecidos a los croissants, “pero no son lo mismo –aclara enfático–. La masa queda distinta, en parte porque, para hacer el gipfel, se dan más vueltas a la masa; no es tan grasoso ni se deshace como el francés”.

Además, gipfel es el nombre de una montaña de los Alpes, de la cual toma la forma de su cima, algo que le queda claro al visitante porque Simonelli lo muestra en una de las fotos gigantes con estampas de su país que decoran el lugar. Los gipfel (2.600 pesos) pueden venir rellenos de cereza, frambuesa, fresa o chocolate negro o blanco.

Y el brezel es ese pan retorcido en forma de lazo, que los norteamericanos llaman pretzel, “pero que tampoco es igual al nuestro”, vuelve y aclara Simonelli.

La carta dulce incluye otras especialidades, como el crumble (torta con frutas), el strudel de manzana y el plunder, relleno también de manzana, entre otros. Los panes son su otra especialidad. “La mayoría son de corteza dura y granos, que no son muy comunes en Colombia”, comenta Simonelli.

Al finalizar la tarde hay oferta de pan para agotar las existencias, pues allí siempre tienen pan fresco horneado por la mañana.

Todos estos productos de pastelería y panadería vienen directamente de Suiza. Están ultracongelados, pero no pierden la suavidad y el sabor luego de ser descongelados y horneados en pocos minutos.

Como se atiende todo el día, también hay menús para la hora del desayuno (10.500 pesos), el almuerzo (15.000 pesos) y la comida.

Y en ellos el protagonista es un plato típico, casi que nacional, que es el rösti, una tortilla de papa que se puede comer sola, con ingredientes adicionales o como acompañante de un sándwich, una salchicha o un pollo, algunas de las opciones del menú, que incluye la bebida y el postre.

Panesi también distribuye estos productos a restaurantes, hoteles y particulares y a quienes quieran tenerlos en sus negocios. Cuenta con la Academia Hornepan para enseñar el correcto manejo de sus más de 600 referencias.

Información Adicional

  • Dirección

    Cra 11 No. 73-69

  • Teléfonos

    0314929633; 3133810760

  • Zona Geográfica

    Zona G y Quinta Camacho

  • Horarios

    Lunes a viernes 8am - 9pm; Sábados y domingos 8am - 7pm

  • Precios

    5000

Comparte este articulo en: Facebook Twitter Enviar

« Anterior
Siguiente »

Publicidad